928 81 01 00

La ola del Quemao es admirada en todo el mundo, y solo unos pocos la han podido cabalgar en condiciones óptimas Es una ola peligrosa y muy respetada, pero todo aquel que la ha podido dominar, que está al alcance de muy pocos, no tienen palabras para describir la mezcla de sentimientos tan fuertes que llegan cuando ves venir una cordillera de agua de algunas toneladas de pura naturaleza salvaje.

Son segundos de reacción de los que se dispone para leer ese volúmen de agua. Hay un respeto por la vida y una emoción que te da el suficiente valor para remar hacia un destino incierto pero único.

Cada segundo es una vida de emociones, y cada segundo debe ser perfecto para que puedas ver la luz al final del túnel, porque es de un túnel vital del que tienes que salir, ahí dentro el mundo se para, estás dentro de una garganta. Hay un vacio inexplicable.

La ola del “Quemao” es única por su arrecife volcánico vivo, por sus desniveles energéticos que hacen de ésta un “ente” orgánico. Estos factores la convierten en exclusiva, sublime. ¡ Una auténtica heroicidad !

Enero es un mes de mucha fuerza marítima, condiciones óptimas para la singularidad del “Quemao”.

(Texto extraido del Dossier Quemao Class 2015 – ver / descargar en pdf)